jueves, 5 de marzo de 2015

El grimorio de la luna llena



Ya está aquí. La guerra. La sangre. Una bruja que quiere levantar cabeza y, cómo no, una semidemonio española demasiado acostumbrada a improvisar. Esta vez, Violeta se va de misión al Vaticano y, aunque se lleva unas cuantas granadas y al guardaespaldas de su abuelo, no será suficiente.

Han sido cuatro años de espera, confío en que merezca la pena ;)

2 comentarios:

  1. ¡Y seguro que merece la pena! :) Genial tu blog Amaya, me he suscrito para seguirlo mejor ;)
    Un abrazo y feliz fin de semana

    ResponderEliminar

Gracias por dejar tu comentario